miércoles, 8 de mayo de 2013

poema de amor mujer de encantos rojos


Atribulada
de encantos rojos
abres tus bondades
al mundo,
en una alegoría
de espejismos
que confunden
a la razón
y remueven
al sustento
del entendimiento,
cuando manchas
las horas
del irse
de ti.

Todo se reduce
al místico sabor
dulce
que queda
en los ojos,
en los labios,
en el tacto único
y en la melodiosa
esquizofrenia
del amor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada